viernes, 10 de abril de 2009

LA REINA DEL BAILE


Soñó con ser la reina del baile, soñó con ser escoltada por su presencia a lo largo de los años... a lo largo de sus sueños.

Ahora entona una triste canción que acompaña a las flores que le ofrece.

Un golpe despiadado, un destino feroz que lo apartó de su camino, cambiando sus besos por lágrimas y su flamante existencia por un nudo perpetuo que asfixia su garganta.

Deja las flores en el suelo y con ellas van su alma y su vida. Una vida que se ha transformado por entero, reduciéndose a visitar lo que quedó de su pasado feliz.

El cómputo de sus recuerdos la lleva todos los días a hacer el mismo recorrido, convertido en toda una costumbre.

Lleva años alternando lágrimas y gemidos con suspiros que lamentan lo que nunca llegaron a compartir.

Desea esfumarse como se esfumó toda su vida llorando a aquel hombre.

Sin fuerzas para organizar un final que concluyera aquel cansancio, ha pasado cuarenta años arrodillada frente a una lápida convertida en refugio de su dolor.

Volvió a soñar con ser la reina del baile, volvió a soñar que todo lo había soñado, volvió a soñar con su amor, volvió a soñar con un final en el que no aparecieran flores. . .

2 comentarios:

  1. Desgarrador, intenso y muy visual. Con sabor a poema y a soledad, a misterio y a sueño. A magia, a vida y a muerte. Muy completo y por supuesto redondo. ¡Bienvenida a El Cuentacuentos!

    ResponderEliminar

¿Algo que decir? Adelante estás en tu casa.