martes, 14 de abril de 2009

UNA PAREJA EXTRAÑA


Siempre se habían considerado una pareja extraña.

Incluso ahora que ya no estaban juntos. Ya no compartían sus vidas, sólo les quedaba un pequeño vínculo al que recurrían una vez al año.

Dejaron de creer en promesas eternas, en la existencia de las almas gemelas… y eso era, precisamente, lo que los mantenía firmes a la hora de cumplir con aquel ritual.

Un rito de protesta para demostrarle al mundo las mentiras que se ocultaban detrás del rojo San Valentín.

Año tras año, ellos prescindían de esa víscera que late, al que los demás vinculan el roce de la piel. De esa sensación en el estómago al que todos ponían el nombre equivocado. Aquellas dos palabras, para ellos, estaban prohibidas.

Para ellos la celebración de San Valentín se reducía a un encuentro sexual. Año tras año, cita tras cita. Sólo sexo.






1 comentario:

  1. Perfecta cita. Ya me gustaría a mi tener una de esas, aunque fuera sólo una vez al año,JAJAJAJA.
    Ojo que estás dando muy buenas ideas. simplemente genial.
    Begoña

    ResponderEliminar

¿Algo que decir? Adelante estás en tu casa.