lunes, 6 de julio de 2009

ALICIA


Foto  de Natalia Adamska

Este es el final que no cuentan los libros, porque quizás la magia de los cuentos brilla por su ausencia en él. No hubo prisas del conejo blanco, ni merienda del sombrerero, ni siquiera carrera con el Dodo... la historia acabó antes de empezar, porque a esta Alicia, el país de de las Maravillas se lo vendieron en la esquina más alejada del parque y ahora no recordará su nombre al despertar y tampoco sabrá qué hace con un reloj de bolsillo en la mano ni a quién le robó su prisa... simplemente se sentirá feliz por haber despertado... una vez más.

6 comentarios:

  1. Buenas tardes, Angelical.

    Un descuento muy realista y siempre oportuno... Del que tu Alicia urbana, por desgracia, algún día no regresará jamás.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Lo leí en el foro, y me gustó mucho^^

    Besotes!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Que bueno!
    Me dejas la foto para publicar mi relato en mi blog?
    Por faaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  4. Por supuestísmo que sí, caballero... además como no son mias.....;)

    ResponderEliminar
  5. Muy buena tu versión de Alicia!! Me ha encantado!

    ResponderEliminar

¿Algo que decir? Adelante estás en tu casa.