miércoles, 21 de octubre de 2009

EL MOMENTO SOÑADO


Se colocó frente al espejo y éste le devolvió la imagen con la que siempre había soñado. Aquel vestido blanco se adaptaba a su cuerpo como una segunda piel, como si el diseñador hubiera sabido a quien acabaría perteneciendo. Sus ojos se recrearon en aquel color inmaculado y en el velo que la envolvía como si se tratara del aura perfecta. ¿Cuántas veces había soñado con verse así? Por fin había llegado su momento... y por fin estaba preparada. Le sonrió a su reflejo, respiró hondo, dio un paso hacia delante y entró en el espejo.

2 comentarios:

  1. Me sorprende que nadie te haya comentado aquí, porque es un relato super bonito! Tiene un final genial, me ha gustado mucho!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Recien hoy lo leo y es de mi gusto,y me atreveria a decir de un nivel excelente,felicitaciones.

    ResponderEliminar

¿Algo que decir? Adelante estás en tu casa.