jueves, 8 de octubre de 2009

INSTINTO


_ ¿Te sorprende volver a verme? ¿O simplemente es miedo? Se ha acabado el tiempo de jugar a las escondidas. No basta con que te refugies en la bebida, después de la resaca seguiré aquí, mirándote a los ojos para que recuerdes lo que soy... lo que eres.
No hay rincón escondido al que huir, nadie puede escapar de lo que lleva dentro, aunque no te guste, aunque te aterre.
No hay huida posible. Tus gritos contra mí no te ayudarán porque no pueden herir lo que no comprenden ni enfrentarse a lo inevitable.
Sigo aquí.
Asúmelo y deja de temer a tu propio instinto.

4 comentarios:

  1. Esa paranoia de moda... la conciencia nunca abandona, ni los espejos ni nada.

    ResponderEliminar
  2. Es imposible escapar a uno mismo. La única forma de hacerlo es desde dentro. Es verdad que la conciencia es la sombra mas testaruda que tenemos, sobre todo cuando no hay luz.

    Buena reflexión y gran final.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Gran realidad pero no por ello menos temible ;P

    ResponderEliminar
  4. "No hay rincón escondido al que huir, nadie puede escapar de lo que lleva dentro"

    y después de esto... poco más puedo decir.

    ResponderEliminar

¿Algo que decir? Adelante estás en tu casa.