martes, 13 de octubre de 2009

JORNADA LABORAL


Su camisa aún olía al carajillo que se había derramado encima. El olorcillo del porro que acababa de apagar en la maceta no mitigaba el que despedía aquella mancha sobre su uniforme.
Su descanso había terminado. Se rascó sus partes púbico-pudorosas (odiaba la expresión "partes pudendas") y volvió a enfrentarse a todo el público que, a esa hora, vociferaba desde la barra.
Aquél nunca sería el trabajo de su vida. Su boca se acercó al micrófono para que el modernísimo sistema instalado condujera el pedido hasta el altavoz de la cocina.
_ Salmón con su guarnición.
Nunca más volvería a buscar trabajo por Internet. El restaurante "Roma" no resultó ser lo que esperaba.
_ ¡¡Bote!!
El encargado de la caja gritó mientras introducía, en el jarrón que guardaba las propinas, una lastimosa moneda de 1 euro.
Definitivamente, aquel no era el trabajo de su vida.

5 comentarios:

  1. Mejor así.
    Harto de servir cafés con gotas de insatisfacciones.
    Supersaludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola estimado blogger
    Estuve visitando tu Blog y está excelente, permíteme felicitarte.
    Sería un gusto contar con tu blog en mi directorio y estoy segura que para mis visitas será de mucho interés.
    Si deseas no dudes en escribirme a jackiexanky@hotmail.com
    Exitos con tu blog.
    Un beso
    Jackie

    ResponderEliminar
  3. Describes en pocas palabras ese universo que amanece antes que el sol y cierra despues de la luna, saliendo por la puerta de atrás cuando el último cliente decidió marchar.
    Precioso texto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Pues a mí me parece más bonito tu comentario que el texto XDD

    ResponderEliminar
  5. Gorka Limotxo trabaja camarero... para encontrar un trabajo mejor igual necesita adquirir nuevas aptitudes (y actitudes). Me has recordado en el principio aquel célebre anuncio, no recuerdo de qué, en el que un camarero metía un palillo usado, y negramente manchado, en una tortilla para ponerlo de pincho.

    ResponderEliminar

¿Algo que decir? Adelante estás en tu casa.