domingo, 11 de abril de 2010

UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD


Perdí el vuelo y tuve que pasar la noche en el aeropuerto.
Si tan solo hubiera podido evitar aquel atasco... si la mujer hubiera mirado antes de cruzar... si el teléfono móvil del repartidor no hubiera sonado justo en aquel momento...
La vida es una sucesión de coincidencias y todas ellas se unieron para alargar la mia. Los titulares de los periódicos me enseñaron lo que significan las palabras: una segunda oportunidad.
"165 personas pierden la vida en un accidente aéreo".

9 comentarios:

  1. Las segundas oportunidades no deberían desaprovecharse... ;)

    Breve pero completo.

    ResponderEliminar
  2. Qué mal cuerpo, sobre todo después de saber lo que ha pasado con los polacos :S Buen 'mini', no todo lo aparentemente malo resulta finalmente como tal.

    ResponderEliminar
  3. bienvenidas las coincidencias para seguir teniendo segundas oportunidades como esta.

    ResponderEliminar
  4. Pequeño y conciso... Cuando me vea atrapada en un atasco intentaré relajarme y disfrutar del paisaje, por si acaso :).

    ResponderEliminar
  5. Y ¿qué pasa con la casualidad que hizo que los otros no tuvieran esa segunda oportunidad?

    ResponderEliminar
  6. Cortito, directo y contundente.

    Me encanta

    ResponderEliminar
  7. En pocas palabras has explicado mucho... Tenemos que aprovechar los momentos que nos da la vida. Me ha gustado.

    Besines de todos los sabores y abrazos de todos los colores.

    ResponderEliminar
  8. El eterno dilema de si se prefiere conocer lo que va a suceder o mejor no saberlo y dejar al azar (o destino) que decida.
    En apenas unas líneas hay cientos de vidas,de muertes, de casualidades, de despistes, de, bueno tal vez suerte :)

    Hermoso volver a nacer.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Me has hecho recordar el fatídico 11M. Una amiga se retraso y no cogió en Atocha ese tren de la muerte. Como siempre cortito e intenso. Un abrazo.

    ResponderEliminar

¿Algo que decir? Adelante estás en tu casa.