miércoles, 23 de junio de 2010

EL HÉROE DEL RECREO


El rumor se extendió rápidamente por el patio del colegio. Llegó a cada rincón del recreo entre muestras de asombro y explosiones de júbilo.
El matón del colegio, el gigantón que atemorizaba a todo el que se cruzaba con él, por fin había recibido lo que merecía.
Ahora lloraba frente a la puerta del director, frágil, acobardado, con el orgullo magullado y su reinado de empujones y extorsiones hecho añicos.
Había caído en la trampa y se vio descubierto por los adultos, los únicos a los que no podía amedrentar.
David, el renacuajo de cuarto curso, se había convertido en el héroe del colegio y todos aclamaban la astucia que los había liberado del gigante que ahora mostraba un llanto desproporcionado.

2 comentarios:

  1. La verdad es que es una situacion poco comun, el que le pillen digo, ¿cual fue el plan? es la pregunta, megustaria leer mas.

    ResponderEliminar
  2. Los niños suelen repetir conductas vistas a veces en los adultos que los rodean,entonces enseñemos a nuestros pequeños y pequeñas como urdir trampillas para que su mal mundo,tenga un final,o por lo menos les cueste practicarlo.

    ResponderEliminar

¿Algo que decir? Adelante estás en tu casa.