domingo, 4 de julio de 2010

ONCE METROS


Once metros pueden parecer miles y cuando esos metros son de cuerda, once son suficientes para distanciar dos mundos. Mi mundo está separado por un abismo de ese otro mundo, el de las sensaciones, un abismo de hilos y cuerdas que me alejan de poder sentir.

Once metros que me mantienen enredado en mi realidad y que me atan a la imposibilidad de corresponder a las sonrisas que provoca mi presencia.

Once metros de hilos que convierten mis deseos en anhelos soñados por un simple muñeco dirigido.

3 comentarios:

  1. Que dulce y triste a la vez. Este texto es muy de los tuyos, de tus retazos.

    ResponderEliminar
  2. La imagen parece dar sonido a las palabras y estas vida a la imagen.
    Precioso micro Angelical, en donde la distancia es tan cercana como tan lejano un sueño.

    ResponderEliminar

¿Algo que decir? Adelante estás en tu casa.