viernes, 30 de diciembre de 2011

MI SEGUNDA CALABAZA


Pues para acabar el año de una manera estupendísima, acabo de recibir la noticia de que he sido escogida para un nuevo calabazas XDDD Aún no he digerido la noticia porque sigo flotando, así que mientras aterrizo os dejo la lista que compondrá "Calabazas en el trastero: Catástrofes naturales"

Chicxulub, la cola del diablo (Ángeles Mora)
El último hombre sobre la tierra (Tomás Blanco Claraco)
El último tuareg (José María Pérez Hernández)
En la orilla (Raelana Dsagan)
Fobia (Óscar Muñoz Caneiro)

In anima vili (Borja F. Caamaño)
La cruz del hambre (Pedro Moscatel)
Naturaleza uno (José Luis Cantos Martínez)
Niños de mameyes (Jorge Eugenio López-Rivera)
Noa reflejada (Jorge Asteguieta)

Noche estrellada (Pedro López Manzano)
Pangea sumergida (Juan Ángel Laguna Edroso)
Toque de difuntos (Santiago Sánchez Pérez (Korvec))

El libro contará con un prólogo, cortesía de Nocte, del escritor Miguel Aguerralde.

La publicación de este número está prevista para febrero del 2012.

viernes, 16 de diciembre de 2011

LA HISTORIA DE SU CANCIÓN




Tenía la sensación de haber escuchado tantas veces esa canción que ya su alma se la había aprendido de memoria. Era su voz interior la que siempre la había cantado y, sin embargo, su melodía cambiaba, siempre cambió a lo largo de los años.
La primera vez que la oyó estaba guardada en la parte de su cerebro donde se atesoran los primeros recuerdos, esos que olvidas que tienes; pero ella estaba segura de que sonó en forma de latidos. Cálidos, cercanos y acompasados a los suyos propios.
Después la melodía de aquella canción se volvió torpe, insegura para acompañar sus primeros pasos y su ritmo se aceleró con el transcurrir de los años. Aprendió a correr tras sus acordes, a enredarlos en sus juegos y a escribir su letra con trazos infantiles.
Con el tiempo se fue adornando con olores a primavera y el son del verano le prestó frescura, alegría y un tarareo nuevo que otros bautizaron como amor.
Fue consciente de cómo la canción se tiñó de tonos tristes y entonces no tuvo que preguntar el nombre de aquel nuevo tarareo. Sus lágrimas le contaron que se llamaba despedida.
Su canción… la había escuchado tantas veces… la cantó en su madurez, tal vez adoptando un tono demasiado monótono, tal vez cantada con prisas o sin tiempo para desmenuzar su sentido.
Pero los años siguieron pasando y llegó el día en el que su aliento se detuvo al sentir el último cambio. Comprendió que la historia de aquella canción acabaría junto a la suya propia. Ahora sonaba con notas… definitivas.
Suspiró por última vez. Cerró los ojos y abrió los oídos para que su mente agradeciera la perfección musical que quedaría prendida en el aire de aquel último suspiro. Sus notas tarareaban el adiós.

domingo, 4 de diciembre de 2011

LA VISITA MÁS ESPERADA



—Deseaba que fueras tú. Lo deseaba con toda mi alma.
Su sonrisa se perfiló en la penumbra de la habitación y se recreó en el silencio que llenaba la estancia.
Llevaba demasiado tiempo esperando aquel momento… y su presencia le decía tantas cosas.
Pasó el dedo por el borde del vaso, a la espera de su respuesta, a la espera de alguna señal que le garantizara que aquella visita significaba que no la había olvidado.
Pero el silencio no se llenó con sonido alguno. Ni siquiera hubo un mínimo movimiento que delatara sus intenciones.
Supo que por fin él estaba allí, con ella, y sin embargo la distancia entre ellos era igual de grande y vacía como lo había sido durante todos aquellos años.
Asumió su silencio.
Cogió el vaso, más vacío que nunca y, tragándose sus propios suspiros, guardó la ouija en el armario.

sábado, 3 de diciembre de 2011

CAFÉ CON WOODY ALLEN




Hoy he tomado café con Woody Allen y, sin apenas darme cuenta, me ha enseñado a escribir sin pluma. En realidad, es escribir sin pluma, bolígrafo o lápiz... por no hacer falta, no es necesaria ni la lógica.

Esto me lo ha explicado mientras miraba fijamente cómo una mosca devoraba su azucarillo.
_Sólo tienes que mirar a tu alrededor _me ha dicho deshaciendo a la mosca en el café.
Mis ojos le obedecen y buscan, mi cerebro se detiene en la mesa de al lado. Un hombre con un bigotillo ridículo trata de suicidarse metiendo la cabeza en un cuenco repleto de nata montada.
Woody sonríe ante mi cara de asombro y deja de prestarme atención para aplaudir a la señora gorda que baila country sobre la barra.
Mi café se enfr4ía... sabe a insomnio, como todos los cafés del mundo que no se toman con un bombín sobre la cabeza.
Woody empieza a hablarme sobre la lógica del escritor, pero lo hace sin puntos suspensivos, prefiere guardarlos para una buena sopa porque aseguran que saben mejor. Las tildes sí van con el café, por eso las moja una a una, deleitándose con el sabor de cada una de ellas.
Sus gafas se han iluminado de forma repentina. Es una luz absurda para esta época del año, pero a él parece no importarle y decide comprobar qué tal combina el café con el sabor de mis pestañas.
Dice que sabe a lógica, que tengo que deshacerme de ellas (de todas) si quiero llegar a escribir. Decido hacerle caso, después de todo, él sí entiende de este arte.
Me ofrece una botella de absenta en la que ya nadan otras pestañas.
Hago mi ofrenda.
El hombre del tazón de nata hace un alto en su suicidio y me ofrece su bigote. No sé muy bien qué quiere que haga con él, así que lo guardo en el bolsillo de mi pijama... nunca se sabe cuándo una va a necesitar un bigote ajeno.
Woody se ha bebido un trago de la absenta "empestañada" y ahora recita a Shakespeare en burundés, no sé si en Burundi se habla burundés pero es a lo que me suena su voz, sus puntos suspensivos y sus tildes.
La señora gorda ya no está sobre la barra. Ha desaparecido. Mi ilustre acompañante dice que seguramente ha hecho una de esas dietas modernas se adelgazamiento y ahora estará buscándose en algún reflejo de algún espejo de algún suburbio de   Nueva York.
Le confieso al Sr. Allen que nunca he estado en la Gran Manzana.
_Es fácil. Para llegar sólo tienes que ir.
Se termina su café (y el mío) y me hace un croquis para que aprenda a comer manzanas.
_Todo es cuestión de ensayo y perseverancia y comer fruta no iba a ser diferente... a menos que seas un gusano, claro ¿eres un gusano?
Niego con la cabeza y mi mano rebusca en mi bolsillo. Me pongo el bigote sobre el labio para demostrárselo. Una cosa es ir sin pestañas por la vida y otra muy distinta que te confundan con un gusano.
_Si hay gente que cree que existe Dios ¿por qué no voy a creer yo que tú no eres un gusano?
La palabra Dios se le cristaliza en la boca y ha estado a punto de atragantarse un par de veces.
En algún lugar suenan campanas, tocan alguna sinfonía cuyo núme4ro nunca consigo recordar y Woody Allen decide dar por terminada nuestra cita. Se va.
Sube calle arriba  para bajar en la misma dirección por la que llegó. Se aleja silbando "Carros de fuego" y le veo tropezar con su propio silbido.
Mis orejas lloran desconsoladamente, quizás, por el afán de parecerme a algún personaje suyo.
Lo cierto es que me he quedado sola y los consejos recibidos se me caen en una alcantarilla que algún literato desaprensivo ha dejado abierta.
En fin... igual no es tan fácil que te llamen genio.

lunes, 14 de noviembre de 2011

DESNUDANDO LA VERDAD



Al desvestirse no solo se despojó de sus ropas. Allí en el suelo quedaron, enredados en la tela, todos sus remordimientos. Los temores que antes la hacían desvariar ahora eran fibras hechas jirones que la contemplaban desde el suelo.
La contemplación de su piel le supo a grito liberador, a impulso interno que se desprendía por sus poros para empujarla a vivir. A volver a soñar. A dejar de temer que su mirada no la reconociese al mirar su reflejo.
Por fin, la imagen del espejo le mostraba lo que era, sin vestidos equivocados que le limitaran la piel, sin prejuicios que no la dejaran ser.
Con aquellas ropas cayó todo lo que había sido.
Su desnudez calló todo lo que había sido.

jueves, 3 de noviembre de 2011

ANTOLOGÍA DE RELATOS DE TERROR



Hace algunas semanas, me llegó la noticia de un concurso de relatos de terror en un blog. No conocía el blog de AlfonsoZ pero, como la que no quiere la cosa, me animé a mandar uno de mis relatos descalabazados. Me animé, lo envié ¡¡y gané!! Un primer premio flamante que le costará a mi estantería unos cuantos libros más que soportar XDD.
Bueno, que como ya han colgado el pdf (ha quedado chulíiiisimo) os dejo el enlace por si os apetece pasar un rato de miedo con "Una mascota especial" y los 19 relatos que la acompañan. Eso sí, si leeis mi relatillo espero que os paseis a decirme algo, aunque sea negativo ;)

domingo, 30 de octubre de 2011

FRÍO INTERIOR



Siempre estaba aterido, como atrapado en su propio invierno privado. El calor que conseguía arrancarle a los rayos del sol nunca fue suficiente para que su piel aprendiese a retener su calidez.
Cuando el frío te va ganando por dentro no hay ardor que te acaricie por fuera. Tu cuerpo se vuelve insensible, indiferente a los estímulos que intentan llamar su atención, incapaz de encontrar un camino que lo aleje de los estremecimientos causados por el frío interior.
Pero, claro, eso no puede verse. Para el resto del mundo sólo es un hombre que pasa su tiempo al sol.

lunes, 17 de octubre de 2011

EL PLACER DE DELEITE

En el foro de Nuncajamás tuvieron la fantástica idea de montar un concurso de relato breve para amenizar el verano. El tema: el placer; el premio: libros osea que a ver quién se resistía XDDD.
El resultado de mi participación ha sido un honorable segundo puesto ( a pesar de que la versión original doblaba en palabras el límite máximo y la poda me dejó el final algo brusco :S ).
En fin, os presento a la princesa Deleite:



El placer de Deleite

En las lejanas tierras del Reino de Gozo no había día en que sus habitantes no sintieran la necesidad de festejar las delicias que la vida les obsequiaba .
Los monarcas del reino se asomaban al balcón real para observar el goce de todos sus súbditos pero, al regresar su mirada al hogar, veían a su amada hija con el aburrimiento pintado en la mirada. Al contrario de cualquier habitante del Reino de Gozo, la princesa era incapaz de encontrar placer en ninguna actividad.

Soportaron visitas de bufones y carcajadas, de médicos y ungüentos, de magos y conjuros, pero nada parecía poder sacar a la princesa Deleite de su estado de apatía. Los monarcas, preocupados como cualquier progenitor que se precie de serlo, tomaron una decisión a la antigua usanza.
Consultaron con el Consejo Real del Reino de Gozo y la voz se corrió, veloz como el trueno, por toda la tierra perteneciente a la corona: aquél que fuese capaz de enseñarle a la princesa dónde se encontraba el placer, recibiría como recompensa la mano de Deleite.
La princesa no se opuso, siguió mirando el cielo con la mirada perdida en la apatía mientras los pregoneros contaban o cantaban la noticia en cada esquina del reino.
El día de la audiencia no cabía un alfiler en la plaza que se abría frente al castillo, los súbditos del Reino de Gozo esperaban para enterarse del lugar donde aguardaba escondido el placer de su princesa.
Los llamados a probar suerte, frente al trono de los monarcas y su heredera, formaban un grupo pintoresco: un cocinero, un jardinero, un ciego, un músico y un príncipe llegado de tierras extrañas.
_El placer se esconde en un plato exquisito, princesa. Con sus ingredientes, vuestro paladar se deleitará hasta el punto de que creeréis tocar el cielo.
_Cerrad los ojos, Deleite. El placer os entrará por la nariz. Está celosamente guardado entre el terciopelo de los pétalos de la rosa mejor cultivada.
_No prestéis oídos  a estos charlatanes, majestad, el placer está en todo lo que podéis ver con vuestros ojos, hacedme caso que sé de lo que hablo.
Una música suave y embriagadora llenó el salón.
_Volved a cerrar los ojos ¿lo sentís? El placer os lo traen las notas que vuelan a enredarse con vuestro cabello.
_ No busquéis en otros sentidos. Hallaréis el placer en vuestra piel, el simple tacto de una pluma puede haceros llegar al éxtasis.
El príncipe extranjero se disponía a demostrarlo sobre la espalda desnuda de Deleite cuando, abriéndose paso entre los asistentes, una niña le habló a la princesa con un tono que dejaba ver lo poco que entendía todo aquel barullo. Solía jugar en la plaza pero aquel día, con tanta gente, no encontró el modo.
_ ¿Qué buscas, princesa?
_ Busco placer.
_ ¿Qué es placer?
_ Pues... algo que te gusta hacer mucho, mucho y que te hace sentirte muy, muy bien.
La niña se quedó pensativa
_ A mí me gusta mucho, mucho, mucho jugar a que soy princesa y vivo en un castillo como este.
_ ¿Y cómo lo haces?
_ Imagino que soy princesa y ya _se encogió de hombros.

La princesa sonrió y despidió a pretendientes, súbditos y cortesanos.
_ Ya sé dónde se esconde mi placer _ dijo como toda explicación.
Cuando su madre la vio sonreír de aquella manera, supo que era cierto.
_ Lo encontré, mamá _ le confesó esa misma noche_ . Siempre ha estado ahí y no supe verlo. El placer está en mi mente, mamá, siempre ha estado ahí.

miércoles, 12 de octubre de 2011

MONSTRUOS CLÁSICOS

Bueno, llegó la hora. Esta preciosidad ya está a la venta.
La colección bianual en papel llega a su fin, así que los editores han tenido la fantástica idea de ponerlo a un precio totalmente asequible para cualquier bolsillo (y eso es mucho decir en los tiempos que corren).
Podéis conseguir un ejemplar por sólo 3’50 euros ¡¡gastos de envío incluidos!!
¿Razones para adquirirlo? La primera que “El extraño” es mi primer hijo de papel que se emancipa y eso hace mucha ilusión jjajajajaja. La segunda es que si no os gusta os dejaré que me tiréis piedras y la tercera, y más importante, es que el plantel de autores seleccionados promete muchas sorpresas llenas de calidad indiscutible. 
Os recuerdo la lista: *Sin embargo despierto, Miguel Aguerralde *El extraño, Ángeles Mora  *El tocado por Ra, Ana Morán  *Eve, José Luis Cantos  *Que vienen los indio, Jesús Alberto Godillo  *Padre e hijo contemplan el mar, José Alberto Arias  *El amor de una madre, Ana Castillo  *Let´s move, Pedro Escudero  *Las tres muertes del monstruo, Andrés Abel  *Galeras, Jesús Gordillo  *Aquelarre, Nuria C. Botey  *El extraño caso de Robert Louis Stevenson, Juan Ignacio Vidal  *El preso recibe una visita, Jordi  *La caricia del monstruo, Ivan Mourin  *La vecina del cuarto, Javier Martínez  *La prenda, Oscar Muñoz  *Dejad que los niños se acerquen a mí, Elena Montagud.
Bueno, si aún no os he convencido, os revelaré que se ha hecho un pacto secreto con Julián Muñoz y visitará mediante viaje astral a todo el que no tenga en casa un ejemplar de este magnífico libro. Lleva órdenes de subiros los pantalones hasta el sobaco y de susurraros Marinero de luces mientras intentais conciliar el sueño, así que, vosotros mismos. Ya estáis avisados xp.
Para libraros del maleficio pinchad aquí XDDD

domingo, 2 de octubre de 2011

UNA MUJER EN LA HISTORIA



Me llamo Elisa y soy una de tantas mujeres que pasará a la historia por conseguir algo grande, al menos a los ojos de los demás, pero mi historia, la que no aparece en los libros, está llena de emociones que nunca se escribieron, esas que siempre permanecieron ocultas a los ojos de los hombres porque, sea en la época que sea, la manera de sentir de una mujer no es argumento suficiente para que su nombre se escriba en las estrellas.
Quiso el destino que naciera hija del rey de Tiro y que compartiera mi sangre con Pigmalión, que acabó heredando el trono, y con Ana, mi pequeña Ana.
El afán de mi hermano por conseguir poder y riqueza nunca le permitió conformarse con el hecho de reinar sobre todos los súbditos de Tiro por lo que, al margen de mis sentimientos, organizó mi vida en beneficio de la posición de la que siempre había querido rodearse.
Así fue como apareció en mi vida Siqueo. Pigmalión puso sus miras en él como candidato perfecto a ser mi esposo por dos motivos: la posición que ocupaba en nuestra sociedad y la fortuna que había atesorado a lo largo de los años. Sin duda era el partido más apropiado para la hermana del rey de Tiro. Con palabras que pretendían alejarse de una simple orden a acatar, mi hermano me presentó la figura del sacerdote del templo de Melkart como al protector de mis días, como al hombre que cuidaría de mi fragilidad femenina para otorgarle seguridad a mi vida.
Nada se habló de sentimientos del corazón, ni del lenguaje de la piel, ni de los suspiros del alma… el rey sólo tuvo palabras para el deber cumplido, como monarca y como hermano mayor.
Para ser sincera, debo confesar que nunca logré amar a Siqueo. Por mucho que me sintiera amada en sus brazos yo nunca logré devolverle el amor que me profesaba y esa certeza siempre me ha pesado en el alma. Las lágrimas que derramé por su muerte fueron sinceras, pero más que al hombre, mi llanto lloró a sus secretos compartidos, a esa complicidad que alcanzamos alejada del amor, a ese tributo que me ofrendaba sin pedir nada a cambio. Sí, mis lágrimas fueron sinceras y dolieron más que las derramadas por la traición.
La traición siempre ha estado presente en mi vida como un sueño recurrente que te asalta cuando menos te lo esperas. Llegó a mi vida de manos de Pigmalión y en el nombre del buen Siqueo. La que lleva el sello de mi hermano se me clavó en la espalda revelando sus más oscuras intenciones y la que vengó a mi esposo, fue ejecutada por mi propia persona… por el despecho de sentirme utilizada y por el dolor de bestia herida que escapó de mi pecho al ver a Siqueo muerto a manos de sicarios que mi misma sangre había mandado. Mis lágrimas fueron sinceras.
_¿Me has mandado llamar?
_Querida Elisa, eres la hermana del rey de Tiro y un ejemplo a seguir por todas las súbditas de este reino, incluida tu estimada Ana, que pronto seguirá cada uno de tus pasos. Por eso, todo sacrificio que hagas en nombre del reino será digno de loa y encumbrará la sangre de tu estirpe.
_No encuentro sentido en tus palabras, Pigmalión. Le ruego claridad a tu boca para que mi razón no se pierda entre las sombras de frases que no logro discernir. ¿De qué sacrificio me habla el rey de Tiro?
_El sacrificio que tu rey te pide lleva el nombre de Siqueo. Cuando lo elegí como tu esposo vi más allá del sacerdote bien posicionado y del buen amante. Mi corazón de hombre con ambiciones para su reino, se llenó de las lenguas que proclamaban sus posesiones, de la visión de ese oro que servirá para expandir las fronteras de Tiro. Ese es tu cometido para con tu reino querida Elisa, arrancar de boca de tu esposo el lugar donde en secreto atesora sus riquezas y ponerlas al servicio de tu rey.
Esas fueron las palabras que sellaron la traición de mi propio hermano. Las que me arrancaron lágrimas de impotencia al saberme utilizada y las que hicieron posible que yo fraguara mi propia traición, mostrándome una parte de mí misma que hasta entonces desconocía.
El amor de mi buen esposo le impedía mantenerme alejada de lo que para los demás eran sus secretos, por lo que ya conocía que sobre el tesoro crecían árboles que otorgaban sombra a los creyentes y flores que llenaban de fragancia los jardines del templo de Melkart. Sin embargo, la ambición de mi hermano recibió una mentira como respuesta. Una ubicación inventada que me otorgara tiempo para alejarme de todos mis horrores: el altar del templo.
La vida de Siqueo fue arrancada en cuanto mi hermano, rey poderoso y hombre cruel, conoció de mis labios el paradero del tesoro.
Mis lágrimas fueron sinceras, pero no me impidieron liberar a la tierra del jardín del secreto que albergaba, mientras los soldados de mi rey destrozaban el altar bajo la mirada impasible de la divinidad.
Después, sólo me apetecía correr, huir de todo lo que me recordara en lo que se había convertido mi vida. Maldije mi sangre. Maldije mi estirpe. Y busqué un lugar donde empezar desde cero, donde no hubiera nada que me recordase en lo que me había llegado a convertir.
Acompañada de mi hermana Ana, de mis doncellas y del recuerdo de Siqueo puse rumbo a mi nueva vida hasta arribar en las costas de África. La hospitalidad de las gentes que encontré allí me otorgó un trozo de tierra y un nombre nuevo. La tierra se abría al mar y el nombre me concedió alas de divinidad.
Años más tarde, la traición volvería a visitarme con el nombre de Eneas. Y esa vez dolió tanto que se llevó mi propia vida. La vida de un alma de mujer que murió por amor y mostró su fragilidad al mundo a pesar de ser Dido, la fundadora de Cartago.

*Realidades rescatadas

jueves, 22 de septiembre de 2011

ANTOLOGÍA DE AUTORAS



Hace unas semanas me llegó noticia de un concurso para formar una antología, sólo de autoras, en la editotial digital Albis Ebooks. Mandé uno de esos relatos inclasificables, de los que la temática hace que sean difíciles de encajar ¡¡¡ y me han seleccionado!!! La edición será en ebook gratuito, así que colgaré enlace cuando lo habiliten para que le echéis un vistazo, mientras os tocará soportar a mi ego XDDDD.
Aquí os dejo la lista de relatos y autoras:

-Vegueta de Nuria C. Botey
-Cuentos a Media Noche de María L. Castejón
-Diario de Clona de Pilar Alberdi
-Trabajo Sucio de María Eijo
-Naranja Sobre Negro de Ángeles Mora
-Dios de Carne y Semen de Gabriela Aragón
-Rubí de Diana Muniz
-La Playa del Faro de Yolanda Camacho

jueves, 15 de septiembre de 2011

LA NOVIA VENDIDA



Todos me habían vaticinado un fracaso estrepitoso. La elección de Bedrich Smetana y su novia vendida había caído como un jarro de agua fría entre los posibles patrocinadores económicos de mi nuevo proyecto. Pero yo seguí en mis trece, nadando a contracorriente y llorando y suplicando cuando fue necesario para sufragar los gastos del montaje a los que mi mermada economía personal no podría hacer frente.
"Un compositor checo, con un libreto ambientado en las costumbres populares checas que, para colmo, fue estrenado en el Teatro Nacional de Praga en 1866 sin que los propios checos lo aclamaran como éxito ¿Qué pintaba aquella obra en Berlín?"
Detractores que me tacharan de loco no me han faltado pero yo sigo convencido de lo artístico que encierra la sencillez de su trama y su realización… por no hablar del impacto que causará el as que llevo guardado en la manga y que, en el momento oportuno, atravesará el patio de butacas.
Mis nervios tensan las paredes de mi estómago y la suerte está echada: comienza el primer acto.

La alegre música colma el escenario para que el ambiente festivo contraste con la figura grandilocuente y oscura del casamentero Kezal. Ejerce su oficio para la familia del joven Vasek a quien pretenden casar con Marenka.
Puedo ver el brillo en los ojos de las mujeres que llenan el patio de butacas cuando el “no” de la protagonista llena el teatro. Marenka está enamorada de Jenik y el público asiente con la cabeza cuando el casamentero abandona la escena.

El telón da un descanso a mis nervios y al martillar inconstante de mis sienes. Me alcanza el murmullo del público y mi sonrisa se anula ante las miradas severas de los que mueven la parte menos artística de este negocio. Aún es pronto para  cantar victoria.
Comienza el segundo acto.

Las tablas del escenario se han convertido en una taberna en la que se debate un tema tan antiguo como el mundo: dinero o amor.
El público se entristece con la trampa que Kezal, el casamentero, le ha tendido a Jenik . Finge renunciar a Marenka por dinero y acaba despreciado por el pueblo por la venta de la novia.

El telón vuelve a cerrarse para que mis detractores comiencen a darse cuenta, por la reacción del público, de que hay conductas y sentires humanos  que son universales, que los sentimientos son sentimientos en todos los países del mundo y que la ópera no es una manera descabellada de contarlos.
Para cuando comienza el tercer acto, mi sonrisa ya está alojada en mis labios de manera irremediable.

Se repite el decorado del primer acto  pero entra en escena un circo ambulante que alegra la plaza. Vasek se enamora de Esmeralda quien le permite actuar en la función vestido de oso salvaje.
Como en la vida real, el público mezcla lágrimas y risas ante la desgracia de Marenka frente al casamentero, hasta que se descubre que Jenik es hermanastro de Vasek por lo que el contrato con la familia puede ser cumplido.
La alegría proclamada por los actores en tan dulce final es contagiada al público por medio de la música popular hasta que un oso (Vasek) irrumpe en la escena asustando a los niños. Sentimiento que también he conseguido que se transmita al público para que puedan sentirse parte de la obra.
Y es que, mi as escondido, ha sido el oso porque en vez de disfrazar a un actor para su paseo por el teatro, alquilé un ejemplar que se llevó un buen pico del presupuesto pero que, según las caras que veo desde aquí, ha cumplido su objetivo.
Mañana, en contra de todo pronóstico, todo Berlín hablará de la ópera del oso.

*Realidades rescatadas

lunes, 5 de septiembre de 2011

LA NIÑA DE LOS OJOS TRISTES






Llevaba un vestido negro muy austero, demasiado para su edad. Su cara redondeada quedaba enmarcada con un cabello brillante e igual de oscuro que su vestimenta.
¿Sus ojos eran tristes?Sus lágrimas resbalaban hasta la tierra que, con parsimonia mecánica y estudiada, sepultaría aquel trozo de madera bendecido por el sacro ritual del sacerdote. Todo había sido tan rápido... no encontraba las palabras adecuadas para expresar lo que sentía.
Su mirada se clavaba en el suelo a la espera de que acabara la larga fila de rostros ensombrecidos que, ordenadamente, le ofrecían sus condolencias.
Hubo quien al mirarla pensó que ayer era una niña y hoy tenía el alma de una anciana que había descubierto que la vida golpea en serio.
Cuando todos se fueron ella seguía allí, mirando la nada... lo único que había quedado.
El entierro había pasado. Ayer era tan solo una niña. Hoy ¿era la niña de los ojos tristes?
Hubo quien la miró desde lejos y pensó que lloraba sobre la tumba de su madre. Hubo quien juraría que su silueta entablaba conversación con aquella lápida llena de flores frescas.
―¿Lo ves mamá? Nadie ha preguntado por qué lo hice.

martes, 30 de agosto de 2011

LA SOLEDAD DEL HÉROE



La capitulación conseguida lo convertía en un héroe ante los ojos de sus semejantes. Alguien de moral intachable que había sabido custodiar la honra de su pueblo y cuya figura era digna de ser exaltada para holganza de todos.
Y sin embargo, no todo era henchir el tórax y pasear su orgullo, de alguna manera, aquella fama alcanzada le daba a su vida un insistente sabor amargo.
Se sentía solo allí arriba. Sólo se acercaba a su pedestal algún que otro chancero, con más audacia que vergüenza, y siempre con la intención de desmenuzar su vida para adornar con bromas sus méritos.
Él nunca reía aquellas gracias y, aún a riesgo de granjearse la fama de un ser desabrido, se negó a reírse de todo aquello que había provocado la soledad del héroe en el que se había convertido.

*Realidades rescatadas

miércoles, 24 de agosto de 2011

MIS CALABAZAS EN EL TRASTERO



Como suele decirse, el que la sigue la consigue. Han sido muchos intentos (y pienso seguir XD) pero esta vez, por fin, han seleccionado un relato mio para Calabazas en el trastero. "Mi ángel triste" compartirá antologia, entre otros, con Santiago Exímeno (casi ná).
Es un certamen al que le tenía especiales ganas porque, como aquel que dice, lo he visto nacer, crecer y afianzarse, así que un tema tan triste como el día de difuntos me ha puesto muy, muy contenta XDDD.
Os dejo la selección completa y la portada (de la que no pienso hablar xp)

"Tras largas deliberaciones y la valoración de los más de doscientos relatos recibidos en la novena convocatoria de "Calabazas en el Trastero", tenemos el placer de presentaros la lista de relatos que compondrán la antología Día de difuntos."

Calabazas en el desván (Gema del Prado y Miguel Martín Cruz)
Calabazas en el trastero (Carlos L. Hernando)
Crisantemos (David Marugán)
De lo que aconteció en Matalascabras (José María Pérez Hernández)
El monte de las ánimas revisitado (Andrés Díaz Hidalgo)
El peor trabajo del mundo (Enrique Luque de Gregorio)
Enciende primero, respira después (Javier Trescuadras)
Medium (Raelana Dsagán)
Mi ángel triste (Ángeles Mora)
Nada de dulces para los malvados (Andrés Abel)
Sacrificio (Crocop)
Tradición (Santiago Eximeno)
Triste Jack (Juan Carlos Colorado Fernández)

El prólogo de la antología, cortesía de Nocte, corre a cargo del escritor José María Tamparillas Romero y la portada es obra de Kiruna.

jueves, 11 de agosto de 2011

VISITA AL MUSEO DE CIENCIAS NATURALES



Me llena de orgullo y satisfacción (xp) comunicaros y gritar a los cuatro vientos que he resultado vencedora (muajaja mujajajjaa) del concurso de Monstruos Actuales que la web Horror Hispano organizó desde su foro XDDD. Como variación en este tipo de certámenes de terror, se permitía usar el humor y/o el sarcasmo ¡¡¡ y eso fue lo que me dio la idea!!! Un personaje famoso al que le tenía ganas, un niño asustadizo y ¡¡voilá!! pronto me llegarán dos nuevas joyitas para mi estantería. Sí, el premio eran dos antologias editadas por esta web peeeeero lo que no decían las bases era lo bien que me lo iba a pasar escribiendo este relato jajajjajajajja.

Si sentís curiosidad (o quereis destriparlo) sólo teneis que acompañarme por esta visita al museo de ciencias naturales.
Es cortito, así que sin miedo XDDD

miércoles, 10 de agosto de 2011

CUESTIÓN DE MODAS



El molinero suspira aliviado ante el cambio de las modas. Ahora las madres y sus cabritillos lucen botas altas de cuero negro. Su harina está a salvo del apetito del lobo y de las lágrimas desconsoladas del escribiente.

lunes, 18 de julio de 2011

MARIPOSAS DEDICADAS



_¡Coño! ¿Alguien sabe qué ha sido ese estruendo?
Nadie pareció oírle. La gente continuó andando en ambas direcciones. Nadie reparó en el hombre parado en medio de acera que esperaba no sabía qué.
Su pregunta quedó ignorada en el aire y los pasos y las prisas sólo se detuvieron ante la visión, súbita e impactante, de los hierros retorcidos que colapsaron el tráfico aprisionando vidas en su interior.
_¿Qué ha sido ese estruendo?
Su voz se perdió entre la tranquilidad de aquel mirador y la extrañeza que leyó en los ojos de ella. Su duda pareció fundirse en medio del abrazo al que se aferraron para soportar la imagen de un tren que, allá a lo lejos, voló cruelmente hasta fuera de las vías.
 _ ¿Qué ha sido ese estruendo?
La sorpresa inicial se había evaporado de aquella pregunta tan familiar. Ahora rebotaba entre las paredes de su casa y la soledad que llenaban los titulares diarios.
Un río desbordado, un avión destrozado, un nuevo terremoto, un estruendo insoportable…una certeza que le demostraba una verdad absoluta: en alguna parte del mundo, una mariposa batía sus alas haciendo un estruendo que lo acabaría volviendo loco.

*Dedicado a quien me enseñó que una mariposa es mucho más que una mariposa XDDD

sábado, 16 de julio de 2011

SENTENCIA



A simple vista parecía un reloj cualquiera pero entre sus engranajes se escondía la triste certeza de que su tiempo había acabado.

lunes, 11 de julio de 2011

VECINOS




Al salir del portal tropezó, una vez más, con aquellas gruesas trenzas. La vecina del décimo piso, Rapunzel, esperaba su siguiente cita a ciegas.

domingo, 3 de julio de 2011

ROMANTICISMO ANTICUADO



“ El corazón le palpitaba deprisa al sentir la mano que le acariciaba incansable y suavemente.” 
Verónica miraba la lluvia cayendo y recordaba las miles de frases que había leído entre las páginas de aquellas novelas antiguas. 
Aparecieron en su vida de pronto, encerradas en una caja polvorienta que su madre había recuperado de entre sus tesoros de juventud. 
“ La cogió de la mano y de un tirón la hizo caer sobre su pecho. 
_ Vamos a bailar. “ 
Aquellas escenas se continuaban en sus sueños y Verónica se veía protagonista de aquellos amores. 
“ Sentía la boca varonil aplastada contra su pelo, y temblaba de pies a cabeza entre sus brazos sin poder dominar sus emociones.” “ Seguía teniendo los dedos femeninos entre los suyos y apreciaba su imperceptible temblor.” “ Mirando a Nadya. Pensó que ella despertaba en él un afán extraño y exigente de crecerse, de conquistar un mundo para podérselo ofrecer.” 
Verónica se preguntaba si podía existir algo parecido fuera de aquellas páginas. Las frases que la hacían soñar ni siquiera se usaban ahora, ya no estaban de moda como para que merecieran aparecer en novelas actuales. 
Ella las veía románticas, sus amigas las tachaban de cursis y los escritores modernos parecían no verlas. 
A Verónica le traían sin cuidado las opiniones del resto del mundo, nadie la haría cambiar su forma de imaginar el amos, de sentir cada una de aquellas palabras. 
“ _ Amada mía _ murmuró _ amada mía ... 
Y así, muy quietos en el bosque silencioso por cuyo ramaje se filtraban como haces de oro los rayos del sol primaveral, permanecieron los dos, unidas las bocas en la eterna y callada comunión de las almas.” 
Sabía que era difícil, pero se negaba a pensar que fuera imposible. Entre tanto muchachito con las hormonas en plena ebullición, debía encontrarse al menos uno que, al crecer, se convirtiera en la figura de uno de aquellos protagonistas apasionados. 
Esperaría. No tenía porqué conformarse con menos. 
Las historias que leía hablaban del AMOR con mayúsculas y ella se lo merecía, por mucho que su generación se esforzara en gritar lo anticuado de aquel comportamiento. 
“_ Ni un solo instante he dejado de quererte. ¡Eres la vida entera para mí¡ Te necesito.” “ _ Nada es para mí tan malo como verme privado de ti, pase lo que pase, tú serás mi mujer. “ 
Escuchar aquellas palabras susurradas al oído debía ser algo mágico y era algo a lo que Verónica no estaba dispuesta a renunciar por muy absurdo que le pareciera al resto del mundo. 
Esperaría. 
Mientras, se conformaría con soñar.

Nota: Las frases en cursiva están sacadas de novelas reales de Carlos de Santander, escritas en los sesenta y pertenecientes a una colección llamada Carola.

*Realidades rescatadas

jueves, 23 de junio de 2011

EL TRAPECISTA

Sus sueños se forjaron en el aire. Giraron creando piruetas de colores que flotaban sobre el asombro que lo hacía sentirse vivo.
Voló soñando. Vivió volando.
Balanceando sus ilusiones al ritmo marcado por los aplausos, por los gritos de admiración, por el miedo ajeno contenido.
El riesgo se convirtió en su compañero perpetuo y el miedo huyó de la carpa cansado de sentir su indiferencia.
El día en el que su sombra se quedó enredada en los hilos de la red, fue su miedo el que columpiaba piruetas en las nubes y el riesgo, lloró agazapado en un rincón de la pista.

lunes, 20 de junio de 2011

DISCORDANCIA

Foto de Eduardo Margareto


Mis días se desordenan entre titulares que hablan de balas crueles y sangre derramada. Mis noches se esconden en paraisos inventados que me resguardan de la realidad.

viernes, 17 de junio de 2011

CUIDADO CON LO QUE DESEAS



Por arte de magia, mi deseo se hizo realidad y todo el mundo desapareció.
Lo hicieron sin aspavientos, sin movimientos bruscos que levantaran murmullos. 
Nadie me avisó de lo que puede llegar a doler tanto silencio.

lunes, 13 de junio de 2011

HUELLAS ARRASTRADAS



Mis hermanos ya no creen en unicornios. Ahora, sin el peso de la magia, van viajando bajo el sol del mediodia y sus pasos pesan más que nunca.