lunes, 30 de mayo de 2011

EL OLVIDO MOJADO




Veía llover a través de la ventana, mojando sus recuerdos con lágrimas en blanco y negro, sintiendo en sus manos la ausencia de temblores de otros inviernos ya vividos.
El vaho empañaba su mente y los cristales se nublaron con sus penas recordadas. La lluvia había vuelto para ahogarle el alma y empapar aquellos nombres que ahora flotaban en el olvido. Nombres desordenados, personas emborronadas por el paso del tiempo y el caos en el que se había convertido su memoria.
La lluvia que caía era lo único que no había cambiado.
Cerró los ojos por un instante y, al abrirlos, olvidó qué significaban aquellas lágrimas que mojaban los cristales.

14 comentarios:

  1. ¿Lo que tratas de reflejar es alguien que tiene alzehimer y que por un momento evoca parte de su pasado? Porque eso es lo que yo he entendido con ese párrafo final. ¿O tal vez es alguien que prefiere olvidar? Es muy versátil tu texto.

    La lluvia nos está llevando a todos por los mismos lugares.

    Besotes!

    ResponderEliminar
  2. Es sobre la pérdida de recuerdos, pero preferí dejarlo abierto, así cada uno puede verlo como involuntario o no, al gusto del consumidor XDD

    ResponderEliminar
  3. Ups, qué maleducada.
    Gracias a las dos XDD

    ResponderEliminar
  4. Muy bonito, la verdad, la escena ha quedado muy serena...
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
  5. Ay Sucede, que lo de serena me suena a "ni chicha ni limoná" jajajajajaja

    ResponderEliminar
  6. La lluvia que caía era lo único que no había cambiado. Creo que en esa frase aunas tanto el olvido como aquellas cosas, pequeñas grandes cosas como decía Serrat, que siempre están ahí, desapercibidas como el llover.
    Pero que puede llegado el momento ayudar a recordar o a evadirse.

    Me encantó. Un abrazo

    El poder de la lluvia :) (que a este paso me veo con paraguas en agosto!)

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado. Me parece evocador y deja como bien dices un margen para que cada uno reinterprete tu intención. Me gusta ese aire de poesía de algunas líneas. Besotes.

    ResponderEliminar
  8. La lluvia invita a recordar con nostalgia o con dolor momentos vividos, que nos han hecho daño en algún momento del camino...
    Lo que me gusta de tu relato es que lo has plasmado con una elegancia maravillosa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. jajajaja, que no Angelical!!!
    como que ni chicha ni limoná?? jajajaja
    Me ha encantado tu relato, esa imagen en blanco y negro, esa lluvia asfixiante en una noche de recuerdos que nunca serán olvidos... Imagen serena porque al final todo pasa, por el olvido de esas lágrimas que empapan los cristales y se convierten tan sólo en agua.

    Y me recordó un poco a mi mi micro Entre tinieblas

    Si tienes tiempo, pasa y léelo!! Bueno, ese y todos los que quieras!!!!
    Un abrazo en color!!

    ResponderEliminar
  10. jajjajaja que no tienes que justificarte jajajajja Tengo que sacar tiempo para echarle un buen rato a tu blog y aleccionarme con tus micros ;)

    Gracias a todos por asomaros a mis realidades ^^

    ResponderEliminar
  11. Aunque unas sean mas dulces que otras se alivian mutuamente, cuando llora el alma y el cielo, es buen momento para perderse por calles llenas de humedos recuerdos.
    Me ha gustado mucho tu texto, la lluvia siempre me trae recuerdos, aunque alguno de ellos quisiera borrarlos, como la sal de las lagrimas al mezclarse con la lluvia...

    ResponderEliminar
  12. Aupa Angelical!!
    jeje, bueno, es que me quedó la espina de la chicha esa... bueno, de su ausencia, jajaja.
    Y no, para aleccionar no estoy, jeje, pero si te gusta lo que lees, yo más feliz que el pipas!
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado.

    ¿por qué la lluvia nos trae textos tristes a todos?

    :)

    Jara

    ResponderEliminar

¿Algo que decir? Adelante estás en tu casa.