martes, 24 de mayo de 2011

EL PASO DECISIVO



Miró a ambos lados de la calle antes de cruzar aquella puerta como si temiera que alguien descubriera el motivo de su presencia y delatara sus secretos. Su mano temblorosa empujó aquel trozo de madera esperando que consiguiera mantenerla alejada de sus remordimientos.
Despacio. Muy despacio.
Arrastrando todos sus temores para colgarlos bajo su abrigo en aquel perchero que le daba la bienvenida a un mundo desconocido y del que siempre se había mantenido apartada. Las excusas siempre habían jugado de su lado… ocultando las verdades, maquillando las vergüenzas, soportando la penitencia en ese castigo que amanecía con ella en su cama.
Respiró hondo dos, tres veces. Sintió sobre su cuerpo cuatro, cinco miradas. Devolvió seis, siete sonrisas. Contó hasta diez y alzó la voz.
_ Hola, me llamo Laura y soy alcohólica.

8 comentarios:

  1. Aupa Angelical!
    Me ha gustado el preámbulo, preciosa frase final que pretende el inicio de un cambio.
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  2. Escandalosamente imprevisible. Un cierre genial. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los dos, le alegrais el dia a cualquiera ^^

    Besazos

    ResponderEliminar
  4. Guau!!!!!!!!!!!! No me lo esperaba para nada, magnífico giro, me encantó, felicidades.

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  5. Es que la frase de inicio era buena jajajajjaja

    ResponderEliminar
  6. jajjajajjaja sí claro, será eso, mira la otra jajajajajjajaa

    ResponderEliminar
  7. Tremendo final, pero tal impacto va unido al talento con el que ocultas la condición, el momento, la verdad que tanta tensión y fuerza acumulada está a punto de liberar.
    Gran relato. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Vi la foto y me lo imaginé.
    Tienes magia con los micros.


    un besote

    Jara

    ResponderEliminar

¿Algo que decir? Adelante estás en tu casa.