lunes, 17 de octubre de 2011

EL PLACER DE DELEITE

En el foro de Nuncajamás tuvieron la fantástica idea de montar un concurso de relato breve para amenizar el verano. El tema: el placer; el premio: libros osea que a ver quién se resistía XDDD.
El resultado de mi participación ha sido un honorable segundo puesto ( a pesar de que la versión original doblaba en palabras el límite máximo y la poda me dejó el final algo brusco :S ).
En fin, os presento a la princesa Deleite:



El placer de Deleite

En las lejanas tierras del Reino de Gozo no había día en que sus habitantes no sintieran la necesidad de festejar las delicias que la vida les obsequiaba .
Los monarcas del reino se asomaban al balcón real para observar el goce de todos sus súbditos pero, al regresar su mirada al hogar, veían a su amada hija con el aburrimiento pintado en la mirada. Al contrario de cualquier habitante del Reino de Gozo, la princesa era incapaz de encontrar placer en ninguna actividad.

Soportaron visitas de bufones y carcajadas, de médicos y ungüentos, de magos y conjuros, pero nada parecía poder sacar a la princesa Deleite de su estado de apatía. Los monarcas, preocupados como cualquier progenitor que se precie de serlo, tomaron una decisión a la antigua usanza.
Consultaron con el Consejo Real del Reino de Gozo y la voz se corrió, veloz como el trueno, por toda la tierra perteneciente a la corona: aquél que fuese capaz de enseñarle a la princesa dónde se encontraba el placer, recibiría como recompensa la mano de Deleite.
La princesa no se opuso, siguió mirando el cielo con la mirada perdida en la apatía mientras los pregoneros contaban o cantaban la noticia en cada esquina del reino.
El día de la audiencia no cabía un alfiler en la plaza que se abría frente al castillo, los súbditos del Reino de Gozo esperaban para enterarse del lugar donde aguardaba escondido el placer de su princesa.
Los llamados a probar suerte, frente al trono de los monarcas y su heredera, formaban un grupo pintoresco: un cocinero, un jardinero, un ciego, un músico y un príncipe llegado de tierras extrañas.
_El placer se esconde en un plato exquisito, princesa. Con sus ingredientes, vuestro paladar se deleitará hasta el punto de que creeréis tocar el cielo.
_Cerrad los ojos, Deleite. El placer os entrará por la nariz. Está celosamente guardado entre el terciopelo de los pétalos de la rosa mejor cultivada.
_No prestéis oídos  a estos charlatanes, majestad, el placer está en todo lo que podéis ver con vuestros ojos, hacedme caso que sé de lo que hablo.
Una música suave y embriagadora llenó el salón.
_Volved a cerrar los ojos ¿lo sentís? El placer os lo traen las notas que vuelan a enredarse con vuestro cabello.
_ No busquéis en otros sentidos. Hallaréis el placer en vuestra piel, el simple tacto de una pluma puede haceros llegar al éxtasis.
El príncipe extranjero se disponía a demostrarlo sobre la espalda desnuda de Deleite cuando, abriéndose paso entre los asistentes, una niña le habló a la princesa con un tono que dejaba ver lo poco que entendía todo aquel barullo. Solía jugar en la plaza pero aquel día, con tanta gente, no encontró el modo.
_ ¿Qué buscas, princesa?
_ Busco placer.
_ ¿Qué es placer?
_ Pues... algo que te gusta hacer mucho, mucho y que te hace sentirte muy, muy bien.
La niña se quedó pensativa
_ A mí me gusta mucho, mucho, mucho jugar a que soy princesa y vivo en un castillo como este.
_ ¿Y cómo lo haces?
_ Imagino que soy princesa y ya _se encogió de hombros.

La princesa sonrió y despidió a pretendientes, súbditos y cortesanos.
_ Ya sé dónde se esconde mi placer _ dijo como toda explicación.
Cuando su madre la vio sonreír de aquella manera, supo que era cierto.
_ Lo encontré, mamá _ le confesó esa misma noche_ . Siempre ha estado ahí y no supe verlo. El placer está en mi mente, mamá, siempre ha estado ahí.

9 comentarios:

  1. Enhorabuena por el segundo puesto y por el texto, la mente es poderosa, mucho.
    Un saludo indio

    ResponderEliminar
  2. Así es, la mente lo puede todo, me gustó como planteaste el tema de la estética. ¡Buen relato!

    ResponderEliminar
  3. Hubiera sido maravilloso haber contado con una mayor participación, pero fue un auténtico placer contar con tu texto entre los participantes. Me encanta la imagen de Deleite, tanto que me la guardo para algún relato futuro...

    Besotes.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todos ^^
    PD: me ha costado decidirme por esta imagen porque no entiendo lo de aburrirse con un libro en las manos XDDD

    ResponderEliminar
  5. Genial!!

    El final no es el que piensas porque eres adulto y tienes prejuicios cuando lees las palabras (placer)

    pd: el rayo va muchomás rápido que el trueno...jeje

    ResponderEliminar
  6. Me reitero un placer leer tu relato. A mí no me parece que se esté aburriendo con el libro, más bien opino que está melancólica. Besotes.

    ResponderEliminar
  7. Magnus, tienes tooooda la razón jajjajaja no me había dado cuenta pero lo suyo hubiera sido nombrar al rayo en vez de al trueno. Gracias ^^

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena!! Y me ha gustado mucho...


    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar

¿Algo que decir? Adelante estás en tu casa.