lunes, 17 de diciembre de 2012

DE REGRESO



Nunca había deseado tanto estar de vuelta.
Llego con la sombra enredada en palabras sin estrenar; con el alma en vilo, aferrada al temor de descubrir el peso de alguna ausencia; con la esperanza teñida del color de la tinta y nuevas ilusiones puestas en lo blanco de un papel.
Vuelvo la vista atrás, recorriendo historias pasadas y mi mirada se humedece por la ilusión de contemplar otras aún por nacer.
Mis pasos de vuelta recorren un camino conocido y van dejando huellas marcadas… profundas… visibles… a la espera de que alguien las siga y me acompañe en mi regreso.
Estoy de vuelta ¿Me acompañas?